Museo Arquidiocesano de Arte Religioso de Nueva Pamplona

En este artículo abrimos una ventana para mostrar el bello y maravilloso Museo Arquidiocesano de Arte Religioso de Nueva Pamplona, el cual desborda de objetos artísticos de carácter religioso que hacen parte del imaginario de los pamploneses. Pronto esperamos extender esta hermosa colección con una sección propia mayor investigación y recolección fotográfica.


Ver mapa más grande
Tomamos este artículo de GaudiumPress, donde encontramos una acertada descripción del Museo para que lo conozcan. Además, incluimos la información que proporciona la página de la Arquidiocesis Nueva Pamplona.

Con el fin de ser un fuerte impulsor de la cultura religiosa en Nueva Pamplona, ciudad ubicada en el Departamento colombiano de Norte de Santander, nació en esa ciudad el Museo Arquidiocesano de Arte Religioso de Nueva Pamplona, inaugurado en julio de 1990 por Mons. Rafael Sarmiento Peralta, quien era, en ese entonces, el Arzobispo de la ciudad colombiana.

El museo, entre otros de sus propósitos, pretende cultivar el sentimiento religioso de la comunidad de la ciudad norte santandereana, y sus alrededores, por medio de la investigación y exhibición del patrimonio artístico religioso, y, de manera especial, preservando y conservando obras artísticas a partir de la época de la Colonia, entre las que se encuentran expresiones de la Escuela Quiteña.

Con un precio simbólico de $1.000 pesos colombianos, quienes visiten el Museo Arquidiocesano, podrán hacer un recorrido guiado por las diferentes iconografías que se han preservado, los cuales se han ubicado por épocas y escuelas a través de 3 salas de exhibición, distribuidas en 2 pisos; en el primero se encuentra la sala más extensa donde se exponen la mayoría de pinturas y tallas en madera, en el segundo, están las otras dos salas; una dedicada a la platería, en la otra se hallan pinturas, libros de Colonia y una exposición de ornamentos.

Entre las obras más representativas está una pintura de finales del siglo XVIII que representa a la Santísima Trinidad que se le atribuye a Alonso Hernández de Heredia y fue hecha con la técnica de óleo sobre lienzo. En ella están presentes dos figuras de dos jóvenes que se encuentran entre las nubes y sus pies sostenidos por 2 querubines, en medio de ellos está representado el Espíritu Santo.

Otra de las pinturas que están expuestas es una obra firmada por Ricardo Acevedo Bernal, que data del siglo XIX y muestra a la Virgen de Chiquinquirá -patrona de Colombia-. También, se encuentra una representación del Juicio Final, cuyo autor es anónimo, que fue elaborada a finales del siglo XVIII.

A parte de las pinturas, una de las exposiciones que más se destaca en el Museo es la de los ornamentos, que está constituida por galas de origen francés y bordados de oro y plata, y por vestimenta litúrgica, como albas, dalmáticas y estolas, del siglo XIX.

El Museo posee, además, una colección de objetos artísticos religiosos, que fueron elaborados por los antiguos orfebres de la ciudad de Nueva Pamplona. Entre los objetos, que datan del siglo XVII, se encuentran vasos sagrados, custodias y atriles en plata repujada.

Con información de la Arquidiócesis de Nueva Pamplona, Colombia.

Gaudium Press / Sonia Trujillo

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/view/show/14981#ixzz2q3Afl0tE
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.

Logo arquidiocesis Museo Arquidiocesano de Arte Religioso de Nueva Pamplona

MUSEO ARQUIDIOCESANO.

(Placa conmemorativa en la entrada del museo)
Como sede del museo Arquidiocesano de arte religioso de la ciudad de pamplona, fue construido este edificio durante la administración del presidente Virgilio Barco Vargas y el patrocinio de la fundación del patrimonio cultural del Banco de la Republica.
Pamplona Julio de 1990

Con el fin de ser un fuerte impulsor de la cultura religiosa en Nueva Pamplona, ciudad ubicada en el Departamento colombiano de Norte de Santander, nacióel Museo Arquidiocesano de Arte Religioso de Nueva Pamplona, inaugurado en julio de 1990 por Mons. Rafael Sarmiento Peralta, quien era, en ese entonces, el Arzobispo de la ciudad colombiana.
El museo, entre otros de sus propósitos, pretende cultivar el sentimiento religioso de la comunidad de la ciudad norte santandereana, y sus alrededores, por medio de la investigación y exhibición del patrimonio artístico religioso, y, de manera especial, preservando y conservando obras artísticas a partir de la época de la Colonia, entre las que se encuentran expresiones de la Escuela Quiteña.
Quienes visiten el Museo Arquidiocesano, podrán hacer un recorrido guiado por las diferentes iconografías que se han preservado, los cuales se han ubicado por épocas y escuelas a través de 3 salas de exhibición, distribuidas en 2 pisos; en el primero se encuentra la sala más extensa donde se exponen la mayoría de pinturas y tallas en madera, en el segundo, están las otras dos salas; una dedicada a la platería, en la otra se hallan pinturas, libros de Colonia y una exposición de ornamentos.
Entre las obras más representativas está una pintura de finales del siglo XVIII que representa a la Santísima Trinidad que se le atribuye a Alonso Hernández de Heredia y fue hecha con la técnica de óleo sobre lienzo. En ella están presentes dos figuras de dos jóvenes que se encuentran entre las nubes y sus pies sostenidos por 2 querubines, en medio de ellos está representado el Espíritu Santo.
Otra de las pinturas que están expuestas es una obra firmada por Ricardo Acevedo Bernal, que data del siglo XIX y muestra a la Virgen de Chiquinquirá -patrona de Colombia-. También, se encuentra una representación del Juicio Final, cuyo autor es anónimo, que fue elaborada a finales del siglo XVIII.
A parte de las pinturas, una de las exposiciones que más se destaca en el Museo es la de los ornamentos, que está constituida por galas de origen francés y bordados de oro y plata, y por vestimenta litúrgica, como albas, dalmáticas y estolas, del siglo XIX.
El Museo posee, además, una colección de objetos artísticos religiosos, que fueron elaborados por los antiguos orfebres de la ciudad de Nueva Pamplona. Entre los objetos, que datan del siglo XVII, se encuentran vasos sagrados, custodias y atriles en plata repujada

 SALA PRIMER PISO

POSTRIMERÍAS. 
En este primer tema se destaca la pintura denominada “El Juicio Final” hermosa obra de mediados del s. XVIII, con una fina técnica de Óleo Sobre lienzo, magistralmente lograda; esta obra tiene un alto contenido doctrinal y profundo mensaje catequético.
Interpretación de la Obra.
En la Parte superior aparece La Virgen María junto a los doce apóstoles, en el plano intermedio encontramos un conjunto de Ángeles con trompetas que hacen alusión al juicio, destaca de todos ellos un ángel portando el libro de la Vida, donde se escribe lo que el ser humano hace: lo bueno y lo malo; del mismo modo destaca una versión de san Miguel Arcángel pesando lo gravedad de los pecados y además al fijarnos detenidamente encontramos un ángel “Sicoponpo” se le conoce así porque es el Ángel encargado de llevar las almas buenas a la puerta celestial.
Encontramos también en esta obra el símbolo de la muerte, muy común en el arte colonial y la pintura religiosa, ya que este signo buscaba representar el fin de las vanidades humanas; encontramos de igual modo una imagen representativa de satanáspropia de este arte.
En la parte inferior de la obra encontramos imágenes representativas de los pecados capitales como el usurero, el borracho, el adultero, la ramera el ladrón el envidioso, el iracundo entre otros.
Entro del desarrollo de este tema es también muy importante el tema de la esperanza representado en algunas alusiones simbólicas al credo.

CRISTOLOGÍA.
En el desarrollo de este segundo tema“La Cristología” encontramos algunos oleos sobre lienzo que nos destacan la vida pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo, destacando oleos como el Señor dela columna; en esta colección podemos apreciar también varias obras dedicadas al temas marianos como los misterios del rosario que nos recuerdan a Jesús en su camino al calvario.
Una de las obras que mas se destaca aquí es una versión de la Piedad fechada en 1718 es un óleo en tabla ensamblado, que nos recuerda el quinto misterio doloroso, Jesús bajado de la Cruz y colocado en brazos dela Virgen María.
También encontramos la sección dedicada a los fundadores de órdenes religiosas estos monjes fueron los encargado de expandir el cristianismo en el nuevo mundo. Una de las primeras comunidades religiosa en llegar fueron los dominicos con Santo Domingo de Guzmán, testimonio de ello guarda el actual templo  de la Parroquia Mayor de Nuestra Señora de las Nieves de la Ciudad de Pamplona; de igual manera encontramos pinturas alusivas a los Franciscanos con representaciones de su fundador, San Francisco de Asís, así mismo aparecen algunas obras que nos recuerdan a los Agustinos, otras referentes a los Carmelitas y finalmente algunas de la comunidad de los Jesuitas.
Dentro de esta colección es interesante encontrar una versión de San Simón Stock santo provincial de los carmelitas o general de los carmelitas, muy común en la religiosidad popular por la tradición de los escapularios de la Virgen del Carmen.

SANTOS Y SANTAS.
Un tema también desarrollado en esta sala es el de “Santos y Santas” que en nuestra cotidianidad encontramos en el santoral católico, aquí vamos a encontrar muchos santos destacando versiones como la de San José,óleo sobre tabla de Gregorio Arce y Ceballos, máximo exponente del periodo colonial; en lo que hace referencia a la pintura sus obras hoy por hoy de valor incalculable y  que el museo conserva con gran recelo y aprecio. Algunas obras de este importante pintor de la época de la colonia llaman especialmente al atención de todo visitante, como es una versión de san José coronado, ya que esta es una de las pocas representaciones en la que san José porta una corona, además de su inconfundible símbolo de ramilletes de la flor de azahar o ramo de azahar que es símbolo propio del esposo elegido.
Continuando con los santos y las santas del común encontramos una pintura que nos recuerda a Santa Catalina de Alejandría, Virgen y mártir patrona en la tradición popular patrona dela filosofía,todos los elementos que corresponden a su iconografía y simbología cristiana, la vemos de cuerpo entero portando una palma en su mano derecha una corona sobre su cabeza, porta una espada que la representa como legionaria de Cristo. Porta Igualmente una palma signo de su martirio, pues ella murió decapitada y a sus pies encontramos la cabeza de Magencio, tal vez uno delos emperadores barbaros que hubo en el imperio Romano perseguidor de los cristianos.
Esta obra fue firmada por Antonio Acero de la Cruz,  conocido como el primer pintor criollo de  Colombia hijo de padres castellanos nacido en Colombia y del cual se conocen algunas obras a nivel internacional.

ICONOGRAFÍA DE DIOS.
Encontramos dentro del desarrollo de este tema, una obra que llama especialmente la atención  “El niño de la espina” esta versión de Gregorio de Arce y Ceballos nos recuerda la infancia de Cristo y en ella vemos a Jesús meditando sobre su corona de espinas.
También es interesante encontrar en esta sección una Santísima Trinidad en la cual se reflejan dos personajes muy similares tanto el Padre como el Hijo, distinguiéndose el Hijo por llevar los estigmas en sus manos; es una obra, tal vez de las pocas que aparecen en el arte colonial colombiano, donde nos represente  de esta manera a la Santísima Trinidad.

ANGELOLOGÍA.
Encontramos algunas versiones de los arcángeles como Miguel, como Gabriel, Rafael y podemos observar dentro de esta por la iconografía una clasificación de los arcángeles se en nueve jerarquías.

TALLAS EN MADERA.
Encontramos en esta sala además de las pinturas una exposición de Tallas en madera, Imágenes elaboradas en el siglo XVII, S. XVII y parte del XIX, ellas nos recuerdan algunos santos como San Antonio de Padua, San Juan Nepomuceno,  Santa Bárbara considerada la patrona de las Tormentas y tempestades; existe también una versión interesante de la Virgen Dolorosa una talla de mediados del s. XVIII imagen de vestir, articulable.

 SALA SEGUNDO PISO.

MARIOLOGÍA.
En esta segunda sala los temas de mariología son algo muy interesante, pues a través del desarrollo de esta temática podemos aprender las distintas devociones Marianas y los sitios donde se venera a María Santísima con especial aprecio (Fátima, Lourdes, Chiquinquirá, las nieves en Pamplona)
En esta sala encontraremos también algunas pinturas representativas delas letanías de la Santísima Virgen María que nos recuerdan algunos de los 53 nombres  con los cuales nosotros podemos llamar a María.
Encontramos también en esta sala versiones muy interesantes como la Inmaculada Concepción con representaciones iconográficas de letanías, por ejemplo la encontramos a ella como Puerta del Cielo, Estrella de la mañana, como la Rosa Mística como  Torre de David o  Torre de marfil.

COLECCIÓN DE PLATERÍA.
Es uno de los tesoros de la Iglesia de Pamplona, aquí vamos a encontrar  elementos en plata, plata bañada en oro y una que otra pieza  en oro, pero muchos de los elementos que están aquí en exposición son usados aun hoy en día por nuestra Iglesia Arquidiocesana en las ceremonias de especial relevancia y distintas celebraciones litúrgicas.

EVANGELISTAS.
También hay una colección muy interesante sobre los evangelistas, esta colección que es del taller  Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos, data del s. XVII,  allí encontramos la versión de los cuatro evangelistas:San Mateo, San Lucas, San Marcos y San Juan.

 TERCERA SALA

VESTIDURAS SAGRADAS.
En esta tercera sal encontramos una importante  exposición sobre las vestiduras sagradas usadas en otros tiempos por los sacerdotes en sus ceremonias.
Es significativo que los clérigos se vistan de cierto modo y con ciertos implementos en los distintos tiempos litúrgicos.Del mismo modo todos estos ornamentos nos recuerda el servicio divino que desempeñan.
Esta colección que alberga el museo  es una de las pocas que se conservan en el país, pues en ella se cuentan una colección de setenta juegos ornamentos del s. XIX. Estos ornamentos están bordados en Hilos de oro,hilos de plata lentejuela y pedrería, algunos de los cuales siguen siendo utilizadas por el clero, por la Iglesia en Pamplona.También dentro del conjunto de ornamentos destacamos Sagrado Palio, perteneciente a uno de los arzobispos que gobernó nuestra arquidiócesis.
Hay una hermosa capa dorada en tisúque es una fina tela árabe, quizá uno de los ornamentos más destacados por su imponencia, el juego completo de esta colecciones esta constituido por la capa, la casulla, la dalmática,las estolas y los manípulos.
Dentro de los accesorios propios de los obispo, un elemento muy interesante que alberga la colección del museo es el báculo del primer Obispo de Pamplona, que llego en el año de 1835, su nombre Monseñor Jorge Torres Stan, también se conserva su anillo.
Otra de las cosas que destacamos en esta tercera sala es la colección de grabado, una colección del más puro barroco francés colección de 24 cuadros de Gregorio Huet que representa la vida pasión y muerte del Señor Jesús. Colección de  grabados del s. XVII única en Colombia.

COLECCIÓN DEL PADRE ROCHERAUX
Dentro de la colección del museo se rescató los restos del museo del Padre Rocherauz, este sacerdote Eudista fue el fundador del museo diocesano en 1910.
Esta colección organizada por el padre Rocherauz cuenta  con colecciones de antropología, arqueología, reptiles, mamíferos, aves, muestras de petrografía, entre otros. Este sacerdote francés adelanto estudios muy importantes en el marco de la expedición organizada en territorios del Sarare, que muy unida a la misión evangelizadora de los indios Tunebos de esta zona, permitieron un acercamiento importante a esta comunidad indígena. Esta expedición es conocida bajo el nombre de “La misión de Santa Librada”.

http://www.arquipamplona.org/contenidos_2013/museo.html

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *