Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas

En el pausado recorrido a pie por la ciudad mitrada, hayamos oculta detrás de la Calle Real entre árboles, edificios y una quebrada canalizada, una casa que “bañó” la historia de Pamplona. Los antiguos Baños Públicos, hoy funcionando como Residencias Femeninas, un espacio habitacional que ofrece su servicio para estudiantes y docentes, convirtiéndose en un espacio cálido, seguro y hospitalario con sus visitantes, tal como lo hemos comprobado, al acercarnos en nuestra curiosidad por saber más de la historia que rodea.

Doña Carmen Rosa Contreras nativa de Pamplona y su esposo Henry Beltrán procedente de Santa Isabel, Tolima, son los herederos y anfitriones de esta casa, ellos nos han abierto las puertas y nos han compartido, lo que ahora queremos mostrar, exaltar y conservar.

Los abuelos de Doña Carmen fueron quienes dieron en esta casa, a finales del siglo XIX, inicio a uno de los tres baños públicos en Pamplona, que ofrecía su servicio de acueductos procedente de la quebrada “Chorro de los Negros”  y la calefacción de sus aguas con un calentador de agua que aun se conserva en la casa. El calentador en cuestión fue comprado al Hotel Granada en Bogotá para ser usado durante más de 70 años en los baños públicos. La mayor parte del sistema de acueducto y tuberías, aun se conserva, a techo abierto los chorros de agua caían en los pozos que todavía permanecen.

continúa después de la galería…


12127409294 8bfabc9282 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127289363 817295cee2 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127460224 9ddaac1aab m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127341793 f778d74acc m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127336543 f374bdb8de m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127467804 f452a6babc m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127724416 b7717e7d03 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127148805 59d24bc402 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127432223 795dfb9cc9 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127734276 4b513521ba m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127756366 09489fdfdb m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127480234 a64fdbf491 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127368853 2dbc40c7f7 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127412004 9bf4700e87 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127703996 93a1489854 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127671516 735baa334f m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127440834 43b14bc755 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127414724 415c9a1814 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127678406 bdf8581c77 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas12127417884 f37e0ec569 m Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas

Algunos habitantes, principalmente los adultos mayores de 50 años, recuerdan sus experiencias, en ocasiones algunos en sus familias numerosas ordenados por sus padres iban en grupo familiar a asearse, en otras ocasiones de las escuelas y colegios, grupos de estudiantes, tenían días de baño en que llevaban agua y jabón.

Los tanques que almacenaban el agua fría y caliente en diferentes niveles, se erigen junto al ariete para filtrar el agua y su sistema de tuberías y bombeo, cubiertos por la flora que lentamente va alfombrando las superficies de plomo y cemento en desuso, las especies vegetales, duraznos, aguacates, higos y curubos, han sido infatigables testigos de cada tiempo vivido. Estas estructuras ocultas de la vista de los caminantes, son memoria de un “templo a la higiene” de tiempos pasados, que con la civilización y el acceso de acueductos y calentadores a las casas a lo largo del siglo XX fue volviéndose obsoleto.

La generación de Doña Carmen emigró de Pamplona para estudiar y laborar en los centros de desarrollo del país Bogotá y Medellín. La casa se fue perdiendo en el tiempo y de ella solo se recordaban historias que contaban de brujas sobre los techos y un hombre de gris que aparecía en el solar.

En la última década sus dueños buscando un lugar de paz y reposo, retornan a Pamplona, una ciudad nostálgica, perfecta para la contemplación y encontrarse a si mismos, decididos a emprender, acompañados de su hermosa y talentosa hija, una artista en formación quien con su taller y trabajo en el silencio, llena de color los rincones que en más de una centuria fueron paredes salpicadas por recuerdos de muchos de sus visitantes.

La arquitectura ha sido en lo posible cuidadosamente conservada manteniendo sus muros originales, pisos, puertas y ventanas, en este caparazón se ha ampliado delicadamente, generando cómodos espacios contemporáneos. Un ejemplo de conservación del patrimonio que muestra como el tiempo y el progreso no requieren eliminar las huellas de ancestros que recuerdan nuestras raíces y prácticas pasadas.

La familia Beltrán Contreras iniciaron la ardua, costosa y meticulosa tarea de restaurar, adecuar y poner en funcionamiento esta bella casa, nuevamente prestando un servicio a la comunidad, ahora como un lugar de habitación para mujeres, donde encuentran el calor de hogar, con tan tiernos, cordiales, amables y respetuosos anfitriones.

Puedes orientarte con este mapastreetview residencias femeninas 300x174 Antiguos Baños Públicos de Pamplona, hoy Residencias Femeninas

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *